Resistiendo al golpe y al patriarcado: Entrevista con Nandar, activista feminista de Myanmar

 8 total views,  1 views today

Nandar promueve los derechos de las mujeres birmanas hasta en el exilio

Nandar durante protesta antigolpista en Myanmar. Fuente: Twitter

Ciudadanos de todo Myanmar se movilizaron para formar la resistencia contra el gobierno militar incluidos, como es lógico, a artistas y feministas. Por ejemplo, está Nandar, destacada defensora de los derechos de la mujer.

Nandar fundó el Purple Feminists Group (Grupo de Feministas Púrpura), codirigió una producción de «Los monólogos de la vagina» en Myanmar, y tradujo al birmano el libro «Todos deberíamos ser feministas» de Chimamanda Ngozi Adichie. Sus podcasts «Charlas Feministas» y «G-Taw Zagar Wyne» afrontan temas que afectan a las mujeres del país.

En reconocimiento a su labor, fue incluida en la lista de la BBC de las cien mujeres más influyentes e inspiradoras del mundo en 2020. Ha sido preseleccionada para los Premios de Libre Expresión del Índice de la Censura de 2021.

Estuvo en primera línea de las protestas durante las primeras semanas del golpe hasta que la intensificación de la represión gubernamental la obligó a regresar a su pueblo, al norte de Myanmar. Abandonó el país en marzo, pero siguió oponiéndose al golpe y promoviendo el empoderamiento de las mujeres.

En una entrevista virtual con Global Voices, Nandar recordó la difícil transición que enfrentó tras abandonar Myanmar:

…choosing to get out was a very difficult choice-emotionally and physically. It was such a painful process with the COVID-19 restrictions and all. As soon as I got out, I started working so much that at one point, I wasn't taking care of my own mental and physical health. I felt extremely sick many times but kept working. Most parts of this also were fueled by survivors’ guilt and [the] grieving process that I was going through heavily after leaving the country.

…elegir huir fue una elección muy difícil, emocional y físicamente. Fue un proceso doloroso con las restricciones por COVID-19 y todo eso. En cuanto salí, empecé a trabajar tanto que, en un momento dado, no me ocupaba de mi propia salud mental y física. A veces me sentía extremadamente enferma pero seguí trabajando. La mayor parte de esto también fue alimentada por el sentimiento de culpa de los sobrevivientes y [el] fuerte proceso de duelo por el que estaba pasando después de salir del país.

El podcast de Nandar aborda temas de la mujer que a menudo se pasan por alto. Foto utilizada con permiso.

El golpe no ha impedido que el Grupo de Feministas Púrpura continúe con su labor de defensa y, aunque no pueden llevar a cabo los mismos programas que antes, siguen encontrando formas de promover la paz y el empoderamiento de las mujeres a través de la literatura, los podcasts y una serie de talleres virtuales. Tienen previsto celebrar un concurso de literatura feminista y están llevando a cabo una campaña de autocuidado para sensibilizar sobre la salud mental en Myanmar. Además, han creado una serie de talleres de «escritura para curar», para enseñar a la gente a utilizar la escritura para afrontar los traumas y los problemas de salud mental.

Subrayó el papel fundamental que han desempeñado las mujeres y feministas en la lucha contra el golpe:

With the help of digital and internet advancement as well as the progress that the feminists in Myanmar have made, women in Myanmar gradually realized that hiding their ability to do things will not necessarily help their society or the country. Therefore, it is time for them to be themselves. That's when the game changed, I would say. When women and girls decide that they are part of this community that has been taken away and ruled by dictators. So, they must do something about it.

I remember asking random women in the protests about why they think they should be here in the protests along with these men and if the politics is really for women out of curiosity of getting their insights, they said this beautifully which I think can answer your questions about how and why it is valuable that feminists and women are challenging not only the dictatorship system but also the patriarchy system. They said, “if the country is continued by the dictators, it is not just the men who would suffer, we would also suffer under it. That's why it is important for women to be part of this revolution.»

Con la ayuda de los avances digitales y de internet, así como de los progresos que han hecho las feministas en Myanmar, las mujeres de este país se han dado cuenta gradualmente de que ocultar su capacidad de hacer cosas no ayudará necesariamente a su sociedad o al país. Por lo tanto, es hora de que sean ellas mismas. Yo diría que fue entonces cuando el juego cambió. Cuando las mujeres y las niñas deciden que forman parte de esta comunidad que ha sido arrebatada y gobernada por dictadores. Por lo tanto, deben hacer algo al respecto.

Recuerdo haber preguntado a mujeres al azar en las protestas sobre por qué creen que deberían estar aquí en las protestas junto con estos hombres y si la política es realmente para las mujeres, por al curiosidad de obtener sus puntos de vista, dijeron esto maravillosamente que creo que puede responder a sus preguntas sobre cómo y por qué es valioso que las feministas y las mujeres están desafiando no sólo el sistema de la dictadura, sino también el sistema del patriarcado. Dijeron: «Si el país sigue en manos de los dictadores, no solo sufrirían los hombres, sino también nosotras. Por eso es importante que las mujeres formen parte de esta revolución».

En un seminario web organizado por la Asociación para los Derechos de la Mujer en Desarrollo, Nandar habló de cómo las feministas están denunciando la mentalidad feudal de algunos manifestantes antigolpistas:

Even among protestors, as I was mentioning, women are judged for how they are dressed during the protest by male protestors. [They are] being questioned about how they are dressing while protesting. I think these are irrelevant questions to be asking while standing up for democracy. You are not supposed to question a female body, whatever she is wearing or however she is protesting. It’s solely her body. There has to be freedom for women to be themselves and to protest. So I think this is something women have to go through, specifically for being women. These problems should be highlighted by the media as well.

Incluso entre los manifestantes, como estaba mencionando, manifestantes masculinos juzgan a las mujeres por cómo van vestidas durante la protesta.  Se las cuestiona por su forma de vestir mientras protestan. Creo que son preguntas irrelevantes cuando se defiende la democracia. No se debe cuestionar el cuerpo de una mujer, use lo que use o proteste como proteste. Es solo su cuerpo. Tiene que haber libertad para que las mujeres sean ellas mismas y protesten. Así que creo que esto es algo por lo que las mujeres tienen que pasar, específicamente por ser mujeres. Los medios también deberían destacar estos problemas.

Nandar contó cómo la comunidad internacional puede apoyar a Myanmar y al movimiento democrático:

Solidarity can mean you sending a text to a friend or someone you know from the crisis place. It can mean you sharing your expertise to someone who needs that. It can mean you giving a hug to someone. The foundation of solidarity really means you care about the people who are victims of the crisis situation. I want people to know that showing solidarity isn't an expensive act. It can be done in so many ways if you don't limit yourself.

Solidaridad puede significar que envíes un mensaje a un amigo o a alguien que conoces del lugar de la crisis. Puede significar que compartes tu experiencia con alguien que la necesita. Puede significar que le des un abrazo a alguien. La base de la solidaridad significa realmente que te preocupas por las personas que son víctimas de la situación de crisis. Quiero que la gente sepa que ser solidario no es un acto inasequible. Se puede hacer de muchas maneras si no te limitas.

Además, tiene un mensaje para los donantes y los organismos internacionales que prestan asistencia a grupos y personas de Myanmar:

Donors must learn to design their funding to have room for flexibility so that feminists who are working in the crisis using the fund don't have to go through painful procedures and time consumptions to get the funding so that they can do what they need to do. The donors must take responsibility to do better with their funding design.

Los donantes deben aprender a diseñar su financiación de manera que haya espacio para la flexibilidad, de modo que las feministas que trabajan en la crisis utilizando el fondo no tengan que pasar por dolorosos procedimientos ni consumir su tiempo para conseguir la financiación y poder hacer lo que necesitan. Los donantes deben asumir la responsabilidad de mejorar el proceso de su financiación.