Archivi tag: el

El infante Arnaldos

¡Quién hubiera tal ventura sobre las aguas del mar como hubo el infante Arnaldos la mañana de San Juan! Andando a buscar la caza para su falcón cebar, vio venir una galera que a tierra quiere llegar; las velas trae de sedas, la ejarcia de oro torzal, áncoras tiene de plata, tablas de fino coral.… Leggi tutto »

Manuel Machado – El soneto de la vida – A la manera y en Memoria de Manuel del Palacio, maestro del soneto

Cabe la vida entera en un soneto empezado con lánguido descuido, y, apenas iniciado, ha transcurrido la infancia, imagen del primer cuarteto. Llega la juventud con el secreto de la vida, que pasa inadvertido, y que se va también, que ya se ha ido, antes de entrar en el primer terceto. Maduros, a mirar a… Leggi tutto »

Federico García Lorca – Casida del herido por el agua

Quiero bajar al pozo quiero subir los muros de Granada para mirar el corazón pasado por el punzón oscuro de las aguas. El niño herido gemía con una corona de escarcha. Estanques, aljibes y fuentes levantaban al aire sus espadas. ¡Ay qué furia de amor! ¡qué hiriente filo! ¡qué nocturno rumor! ¡qué muerte blanca!, ¡qué… Leggi tutto »

José Cadalso “Dalmiro” – CANCIÓN DE DALMIRO A MORATÍN – El semidiós que alzándose a la cumbre

El semidiós que alzándose a la cumbre del alto Olimpo, prueba la ambrosía entre la muchedumbre de dioses en la mesa del Tonante, y en copa de diamante purpúreo néctar bebe al son de la armonía de los astros que en torno el cielo mueve; si desciende algún día al mundo, le fastidian los manjares… Leggi tutto »

Gustavo Adolfo Bécquer – Rima XLI – Tú eras el huracán, y yo la alta

Tú eras el huracán, y yo la alta torre que desafía su poder. ¡Tenías que estrellarte o que abatirme…! ¡No pudo ser! Tú eras el océano; y yo la enhiesta roca que firme aguarda su vaivén. ¡Tenías que romperte o que arrancarme…! ¡No pudo ser! Hermosa tú, yo altivo; acostumbrados uno a arrollar, el otro… Leggi tutto »