Archivi tag: Quevedo

Sanz, Eulogio Florentino – Don Francisco de Quevedo: Drama en Cuatro Actos

EText-No. 19847
Title: Don Francisco de Quevedo: Drama en Cuatro Actos
Author: Sanz, Eulogio Florentino, 1822-1881
Language: Spanish
Link: cache/generated/19847/pg19847.epub

EText-No. 19847
Title: Don Francisco de Quevedo: Drama en Cuatro Actos
Author: Sanz, Eulogio Florentino, 1822-1881
Language: Spanish
Link: 1/9/8/4/19847/19847-h/19847-h.htm

EText-No. 19847
Title: Don Francisco de Quevedo: Drama en Cuatro Actos
Author: Sanz, Eulogio Florentino, 1822-1881
Language: Spanish
Link: cache/generated/19847/pg19847.mobi

EText-No. 19847
Title: Don Francisco de Quevedo: Drama en Cuatro Actos
Author: Sanz, Eulogio Florentino, 1822-1881
Language: Spanish
Link: 1/9/8/4/19847/19847-8.txt
Link: cache/generated/19847/pg19847.txt.utf8

EText-No. 19847
Title: Don Francisco de Quevedo: Drama en Cuatro Actos
Author: Sanz, Eulogio Florentino, 1822-1881
Language: Spanish
Link: 1/9/8/4/19847/19847-h.zip

EText-No. 19847
Title: Don Francisco de Quevedo: Drama en Cuatro Actos
Author: Sanz, Eulogio Florentino, 1822-1881
Language: Spanish
Link: 1/9/8/4/19847/19847-8.zip

0 Views

Quevedo, Francisco de – Historia de la vida del Buscón, llamado Don Pablos, ejemplo de vagabundos y espejo de tacaños

EText-No. 32315
Title: Historia de la vida del Buscón, llamado Don Pablos, ejemplo de vagabundos y espejo de tacaños
Author: Quevedo, Francisco de, 1580-1645
Language: Spanish
Link: cache/generated/32315/pg32315.epub

EText-No. 32315
Title: Historia de la vida del Buscón, llamado Don Pablos, ejemplo de vagabundos y espejo de tacaños
Author: Quevedo, Francisco de, 1580-1645
Language: Spanish
Link: cache/generated/32315/pg32315.html.utf8

EText-No. 32315
Title: Historia de la vida del Buscón, llamado Don Pablos, ejemplo de vagabundos y espejo de tacaños
Author: Quevedo, Francisco de, 1580-1645
Language: Spanish
Link: cache/generated/32315/pg32315.mobi

EText-No. 32315
Title: Historia de la vida del Buscón, llamado Don Pablos, ejemplo de vagabundos y espejo de tacaños
Author: Quevedo, Francisco de, 1580-1645
Language: Spanish
Link: 3/2/3/1/32315/32315-8.txt
Link: cache/generated/32315/pg32315.txt.utf8

EText-No. 32315
Title: Historia de la vida del Buscón, llamado Don Pablos, ejemplo de vagabundos y espejo de tacaños
Author: Quevedo, Francisco de, 1580-1645
Language: Spanish
Link: 3/2/3/1/32315/32315-8.zip

2 Views

Francisco de Quevedo – Hastío de un casado al tercero día

Antiyer nos casamos, hoy querría
Doña Pérez, saber ciertas verdades:
Decidme ¿cuánto número de edades
Enfunda el Matrimonio en sólo un día?

Un antiyer soltero ser solía,
Y hoy casado, un sinfín de Navidades
Han puesto dos marchitas voluntades
Y más de mil antaños en la mía.

Esto de ser marido un año arreo,
Aun a los azacanes empalaga,
Todo lo cotidiano es mucho y feo.

Mujer que dura un mes se vuelve plaga,
Aun con los diablos fue dichoso Orfeo,
Pues perdió la mujer que tuvo en paga.

2 Views

Francisco de Quevedo – Si mis párpados, Lisi, labios fueran – Comunicación de amor invisible por los ojos

Si mis párpados, Lisi, labios fueran,
besos fueran los rayos visuales
de mis ojos, que al sol miran caudales
águilas, y besaran más que vieran.

Tus bellezas, hidrópicos, bebieran,
y cristales, sedientos de cristales;
de luces y de incendios celestiales,
alimentando su morir, vivieran.

De invisible comercio mantenidos,
y desnudos de cuerpo, los favores
gozaran mis potencias y sentidos;

mudos se requebraran los ardores;
pudieran, apartados, verse unidos,
y en público, secretos, los amores.

4 Views

Francisco de Quevedo – Compara el discurso de su amor con el de un arroyo

Torcido, desigual, blando y sonoro,
Te resbalas secreto entre las flores,
Hurtando la corriente a los calores,
Cano en la espuma y rubio con el oro.

En cristales dispensas tu tesoro,
Líquido plectro a rústicos amores,
Y templando por cuerdas Ruiseñores,
Te ríes de crecer con lo que lloro.

De vidro, en las lisonjas divertido,
Gozoso vas al monte; y despeñado
Espumoso encaneces con gemido.

No de otro modo el corazón cuitado
A la prisión, al llanto se ha venido,
Alegre, inadvertido, y confiado.

1 Views

Francisco de Quevedo – Casamiento ridiculo

Trataron de casar a Dorotea
Los vecinos con Jorge el extranjero,
De mosca en masa gran sepulturero
Y el que mejor pasteles aporrea.

Ella es verdad que es vieja, pero fea,
Docta en endurecer pelo y sombrero;
Faltó el ajuar y no sobró dinero,
Mas trájole tres dientes de librea.

Porque Jorge después no se alborote
Y tabique ventanas y desvanes,
Hecho tiesto de cuernos el cogote,

Con un guante, dos moños, tres refranes
Y seis libras de zarza, llevó en dote
Tres hijas, una suegra y dos galanes.

1 Views

Francisco de Quevedo – Bebe vino precioso con mosquitos dentro

Tudescos Moscos de los sorbos finos,
Caspa de las azumbres más sabrosas,
Que porque el fuego tiene mariposas,
Queréis que el mosto tenga marivinos.

Aves luquetes, átomos mezquinos,
Motas borrachas, pájaras vinosas,
Pelusas de los vinos envidiosas,
Abejas de la miel de los tocinos,

Liendres de la vendimia, yo os admito
En mi gaznate pues tenéis por soga
Al nieto de la vid, licor bendito.

Tomá en el trazo hacia mi nuez la boga,
Que bebiéndoos a todos, me desquito
Del vino que bebistes y os ahoga.

3 Views

Francisco de Quevedo – Al oro de tu frente unos claveles

Al oro de tu frente unos claveles
Veo matizar, cruentos, con heridas;
Ellos mueren de amor, y a nuestras vidas
Sus amenazas les avisan fieles.

Rúbricas son piadosas y crueles,
Joyas facinerosas y advertidas,
Pues publicando muertes florecidas,
Ensangrientan al Sol rizos doseles.

Mas con tus labios quedan vergonzosos
(Que no compiten flores a rubíes)
Y pálidos después, de temerosos;

Y cuando con relámpagos te ríes,
De púrpura, cobardes, si ambiciosos,
Marchitan sus blasones carmesíes.

1 Views

Francisco de Quevedo – Ansi sagrado mar nunca te oprima

Ansí, sagrado mar, nunca te oprima
menos ilustre peso; ansí no veas
entre los altos montes que rodeas
exenta de tu imperio alguna cima;

ni, ofendida, tu blanca espuma gima
agravios de haya humilde, y siempre seas,
como de arenas, rico de preseas,
del que la luna más que el sol estima.

Ansí tu mudo pueblo esté seguro
de la gula solícita, que ampares
de Thetis al amante, al hijo nuevo:

pues en su verde reino y golfo obscuro,
don Luis la sirve, honrando largos mares,
ya de Aquiles valiente, ya de Febo.

0 Views