VATICANO – El cardenal Filoni por el 350 aniversario de la Iglesia en Tailandia: “un momento de gracia y compromiso para ser discípulos misioneros”

Sampran – “Este evento es un momento de gracia. Esta celebración testimonia los resultados positivos de los trescientos cincuenta años de la evangelización en esta nación. Esta solemne y gozosa celebración es, por lo tanto, un momento de compromiso para ser discípulos misioneros”. Así es como el prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el cardenal Fernando Filoni, se expresó en la homilía de la solemne concelebración eucarística que presidió el 18 de mayo en Sampran , por el 350 aniversario del Vicariato Apostólico de Siam , que marcó el inicio de la Iglesia local en Tailandia. El cardenal recordó que el Vicariato apostólico de Siam, fundado en 1669, atravesó varias etapas de su vida. Hoy en día hay 11 diócesis en Tailandia, una señal del crecimiento de la Iglesia.

“Recordamos con gratitud el trabajo de evangelización iniciado por los miembros de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París . Fueron seguidos por otros misioneros y hombres y mujeres pertenecientes a diversos institutos. Con celo apostólico se dedicaron a la evangelización”, dijo el Prefecto del Dicasterio Misionero que además ha invitado a vivir el evento jubilar en acción de gracias a Dios y en el compromiso renovado para el futuro: “La labor de evangelización iniciada por el gran celo de los misioneros debe continuar. La obra de llevar el Evangelio y la salvación a todos los pueblos, iniciada por Jesús y confiada a la Iglesia, aún está muy lejos de completarse. Una visión general muestra que esta misión todavía está en el comienzo y, por lo tanto, todos debemos comprometernos con entusiasmo en la misión de la evangelización”.

Al comentar las lecturas bíblicas proclamadas durante la misa, el cardenal Filoni destacó que en el Evangelio Jesús resucitado invita con estas palabras: “permaneced en mí para dar mucho fruto”. Esto significa estar conectado con Jesús. Significa una amistad cercana con Cristo porque estamos llamados a ser amigos de Jesús. También significa “pertenecer”. Como cristianos bautizados, pertenecemos a Jesús. Esa pertenencia significa compartir, participar en la misión de Jesús. Por lo tanto, estamos llamados a proclamar el Evangelio y dar testimonio de ello”.

El cardenal prefecto continuó: “La celebración de hoy es una invitación para todos nosotros a permanecer en Jesús tal como lo hicieron los apóstoles. Para llevar a cabo la tarea de proclamar el Evangelio, uno debe estar cerca de Jesús, debe familiarizarse con Jesús, debe ser amigo de Jesús y, finalmente, debe ser discípulo de Cristo. Hay una gran necesidad de evangelización en esta nación. En el contexto de las grandes religiones y tradiciones espirituales, su testimonio cristiano puede contribuir enormemente a la comprensión de la fe cristiana. Toda persona bautizada tiene una responsabilidad en este sentido, al igual que el padre Nicholas Bunkerd Nitbamrung, beatificado en 2000”. El padre Nicolás , sacerdote tailandés, murió en prisión acusado de espionaje, al final de una vida dedicada enteramente a Cristo y al anuncio del Evangelio.

El Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos recordó entonces que la primera Asamblea Plenaria de la Iglesia en Tailandia en 2015 reflexionó sobre el tema “Los discípulos de Cristo viven la nueva evangelización”, y reiteró: “Están llamados a dar testimonio de una comunión de discípulos centrada en Cristo, para que todos los cristianos puedan ser la sal de la tierra, llenos de la verdadera luz de Cristo, la luz de Dios que es amor dado al mundo”. Finalmente, el cardenal Filoni alentó a todos a ser “discípulos misioneros”: “El contexto pastoral de Tailandia requiere su participación personal. Todavía hay espacio para la evangelización en su querida nación”.

da: www.fides.org
I contenuti del sito sono pubblicati con Licenza Creative Commons Attribuzione 4.0 Internazionale