VATICANO – El papa Francisco a los libaneses: “mi deseo de ir a visitarlos es grande”

 502 total views,  1 views today

Roma – Exactamente un año después de la terrible explosión que devastó el puerto de Beirut, dejando casi 200 muertos y miles de heridos, el papa Francisco ha renovado públicamente su compromiso de visitar el Líbano en un futuro próximo. Lo ha dicho al final de la audiencia general de los miércoles que ha celebrado esta mañana, miércoles 4 de agosto, en el Aula Pablo VI. «Queridos libaneses» ha reiterado el Papa «mi deseo de ir a visitarlos es grande. No me canso de rezar por ustedes, pidiendo que Líbano vuelva a ser un mensaje de fraternidad, un mensaje de paz para todo Oriente Medio».
Antes de reiterar su deseo de visitar pronto el País de los Cedros, el pontífice se ha referido explícitamente a la «terrible explosión» ocurrida hace un año en el puerto de Beirut, capital del Líbano, provocando «muerte y destrucción»: «llevo en mis pensamientos a ese amado País» ha dicho el Papa «sobre todo a las víctimas, a sus familias, a los numerosos heridos y a cuantos han perdido la casa y el trabajo». A continuación, el obispo de Roma ha recordado la jornada de oración y reflexión por el Líbano, que convocó el pasado 1 de julio, y que reunió en el Vaticano a los patriarcas y a los responsables de las Iglesias y comunidades eclesiales presentes en el Líbano . En esa ocasión – ha continuado el papa «hemos hecho nuestras las aspiraciones y las expectativas del pueblo libanés, cansado y decepcionado, e invocamos de Dios la luz de la esperanza para superar esa dura crisis. Hoy – ha añadido el sucesor de Pedro – dirijo un apelo a la comunidad internacional, pidiéndole que ayude al Líbano a emprender un camino de “resurrección”, a través de gestos concretos, no sólo con palabras, sino con gestos concretos. En este sentido, espero que la conferencia, promovida por Francia y las Naciones Unidas, que se está ahora celebrando, sea fructífera».
Con la audiencia general de hoy, el papa Francisco ha reanudado el ciclo de catequesis dedicado a la Carta del Apóstol a los Gálatas, tras la pausa estival coincidiendo con el periodo de convalecencia tras la intervención quirúrgica por estenosis diverticular del sigma a la que se sometió el pontífice el domingo 4 de julio.