ÁFRICA/COSTA DE MARFIL – Para una Iglesia diferente necesitamos hombres y mujeres dispuestos a cambiar.

 1 total views,  1 views today

Abiyán – “El verdadero cambio sólo será posible dejando que la acción del Espíritu Santo intervenga sobre la voluntad de colaboración de los hombres y mujeres. Si queremos una Iglesia diferente, necesitamos mentes abiertas, hombres y mujeres dispuestos, comprometidos con el cambio”, ha explicado el P. Donald Zagore, sacerdote de la Sociedad para las Misiones Africanas en referencia al Sínodo sobre la Sinodalidad inaugurado este domingo 10 de octubre de 2021, por el Papa Francisco. “San Agustín lo dice muy claro, Dios nos creó sin nosotros, pero no puede salvarnos sin nosotros”, continúa Zagore.
El teólogo se pregunta qué impacto han tenido en la vida de la Iglesia los Sínodos sobre la familia, los jóvenes y la Amazonia. “¿Ha nacido algo nuevo? ¿Aportaron algo diferente?”, escribe. “Este es un Sínodo que pretende construir una Iglesia diferente a la de ayer. El Papa Francisco insiste en que con este encuentro universal se rompe con las viejas prácticas. ‘Hacer el Sínodo significa caminar por el mismo camino, caminar juntos’, como ha subrayado el mismo Pontífice”.
El Sínodo sobre la Sinodalidad se celebra en cada Iglesia particular de los cinco continentes. Es la primera vez en la historia. Es universal y en ella participan católicos de todo el mundo.