ÁFRICA/GUINEA BISSAU – Reabre sus puertas tras casi veinte años, el Centro de Formación Catequética para familias-catequistas del mundo rural

 96 total views,  1 views today

Bissau – El 15 de junio, tras años de cierre, el Centro de Formación Catequética “Beato Isidoro Bakanja” reabrió finalmente sus puertas, con una ceremonia presidida por Mons. José Lampra Cá, Administrador Apostólico de la Diócesis de Bissau. Estuvieron presentes el p. Lucio Brentegani, Administrador de la Diócesis de Bafata, Superior del PIME en Guinea Bissau, además de religiosos y religiosas, y las familias que participarán en la formación durante los próximos tres años.
El Centro de Formación para las familias catequistas del mundo rural, llamado “Centro de Formación Catequística Beato Isidoro Bakanja”, situado en las cercanías de Mansoa, en el norte de Guinea Bissau, a unos 45 km de la capital de Bissau, había sido inaugurado el 28 de junio de 1997 por Su Exc. Mons. Settimio Arturo Ferrazzetta primer obispo y primado de Guinea Bissau. Más tarde en 2004 fue cerrado para realizar una evaluación del camino recorrido.
Partiendo de la experiencia de los primeros siete años, se llegó a la conclusión de que había que cambiar algunas cosas y que los edificios necesitaban una renovación.
En su homilía, Monseñor José Lampara Cá pidió perseverancia a las familias catequistas, invitándolas a tomar a Jesucristo como modelo de vida para contagiar positivamente a los habitantes de sus pueblos. “Lo que os pido es que seáis perseverantes hasta el final, para que en el gran día no os arrepentiréis de la elección que habéis hecho. Durante estos años de formación, tratad de conocer a Jesucristo, para tomarlo como modelo de vida y así contagiar positivamente a los habitantes de vuestros pueblos cuando volváis”.
El coordinador del centro es el p. Marco Pifferi, misionero italiano del PIME, que contará con la colaboración de la Hermana Alessandra Bonfanti, Misionera de la Inmaculada Concepción, antigua vicedirectora de la emisora católica de Guinea Bissau, Radio Sol Mansi, y del Sr. Paolo Imbadji.
El curso tendrá una duración de 3 años con la participación de 6 familias cristianas, procedentes de los pueblos de las dos diócesis del país .
El centro de catequesis es una estructura interdiocesana al servicio de la Iglesia de Guinea Bissau que tiene como finalidad la formación de familias catequistas para el mundo rural que puedan ser testigos de la vida cristiana y al mismo tiempo sean líderes y animadores rurales en sus pueblos, promoviendo el desarrollo en el territorio donde viven.
El p. Pifferi no oculta su alegría por la reapertura del centro: “Con gran alegría, después de una pausa bastante larga, hoy el centro reabre sus puertas para acoger a un nuevo grupo de familias que comenzarán el curso de formación integral”.
El primer curso se celebró entre 1997 y 2000. El segundo, de 2001 a 2004, año en que cerró sus puertas. El fuerte impulso y los esfuerzos de los misioneros del PIME y de las Hermanas Misioneras de la Inmaculada han sido decisivos para la reapertura del centro.
La idea comenzó en 1990, en el sector pastoral OIO, en el norte del país, formado entonces por las misiones de Mansoa, Bissora, Farim y Bigene. Los misioneros presentes eran en su mayoría del PIME y de las Misioneras de la Inmaculada. Doce familias participaron en los dos primeros cursos. Tres años de intensa formación para toda la familia hicieron que las familias se convirtieran en eficaces agentes de evangelización y testigos de la vida cristiana en sus pueblos. Esta iniciativa es importante para la vida de las comunidades cristianas, especialmente en los pueblos más alejados.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.