ÁFRICA/NIGERIA – “Cristianos y musulmanes deben estar unidos por la paz y el desarrollo de la nación”

Abuja – “La principal causa de violencia en Nigeria no es la religión, aunque algunos de nuestros líderes la han usado con fines políticos”, denunció el padre Cornelius Omonokhua, sacerdote católico, Director Ejecutivo del Consejo Interreligioso de Nigeria , un organismo que reúne a cristianos y musulmanes. Así lo explicó en su presentación en el “Seminario Nacional titulado: Corrupción, inseguridad y desafíos para la cohesión nacional en Nigeria: construyendo sinergia a través de los credos”. “Debemos liberar a la religión de este abuso. La realidad es que el hambre es una de las principales y poderosas fuentes de división de la existencia humana, mientras que la comida abundante es un vínculo fuerte”, aseguró el sacerdote. “La indigencia y el hambre convierten a las personas en esclavos, mercenarios y adoradores del diablo. Incluso el diablo conoce del peligro del hambre y la forma en que la comida puede hacer que algunas personas adoren a las criaturas en lugar de al creador”, destacó.

El sacerdote afirma además que la codicia por el poder y por el gobierno han hecho que la política se convierta en un factor de división muy serio a todos los niveles de la vida de Nigeria. “La avidez por el poder – dice el p. Omonokhua- ha convertido la política en una espada de doble filo que puede incluso poner en peligro la unidad existente en las instituciones tradicionales y religiosas”.

El Director Ejecutivo de NIREC subrayó la necesidad de una sinergia entre cristianos y musulmanes para la construcción de la nación nigeriana, e indicó que la corrupción podría eliminarse si los musulmanes y los cristianos permanecieran fieles a las enseñanzas de su fe.

“Dado que NIREC es familia de todos los cristianos y musulmanes en Nigeria, nuestro principio estratégico debe ser una respuesta proactiva ante los problemas fortaleciendo procesos de cambio cada vez más amplios. No debemos esperar a que estalle la violencia. “Si queremos poder utilizar el diálogo como un medio para construir la paz, no podemos esperar a que surjan conflictos antes de establecer buenas relaciones con las personas que nos rodean”, explicó el padre Omonokhua. El NIREC es miembro afiliado del Africa Council of Religious Leaders y Religions for Peace .

da: www.fides.org
I contenuti del sito sono pubblicati con Licenza Creative Commons Attribuzione 4.0 Internazionale