AMÉRICA/ECUADOR – Jornada de las Vocaciones Nativas: «Que ninguna vocación se pierda por falta de recursos económicos»

 10,291 total views,  1 views today

Quito – Las Obras Misionales Pontificias de Ecuador han organizado este mes de julio una serie de actividades online en el marco de la celebración de la Jornada Nacional de Oración y Solidaridad en favor de las Vocaciones nativas en territorios de misión, de las que se ocupa especialmente la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol.
El programa, según la información recibida en la Agencia Fides, incluye una serie de citas en las redes sociales de las OMP y Cemina , a las 19.30 horas, desde el lunes 5 de julio hasta el domingo 25 de julio, día en que se celebrará la Jornada Nacional de Oración y Solidaridad por las Vocaciones Nativas, con el lema «Que ninguna vocación se pierda por falta de recursos económicos».
El primer encuentro, dedicado a la presentación de la Jornada, ha sido realizado por la hna. Marina Aguilar, del Instituto Santa Mariana de Jesús, Directora Nacional de las OMP. Las otras reuniones estarán dedicadas a la presentación de los 8 Vicariatos Apostólicos de Ecuador: Puyo y Galápagos, Méndez y Esmeraldas, Aguarico y Zamora, Napo y Sucumbíos. El viernes 23 de julio se hablará de las vocaciones nativas en las diócesis de Babahoyo y San Jacinto, mientras que en el encuentro del sábado 24 participará la Infancia y Adolescencia Misionera , a través de un concurso de dibujos y poemas “en busca del mejor misionero”. El domingo 25 de julio se celebrará la Jornada en todas las parroquias y diócesis de Ecuador.
Como ha señalado recientemente el p. Guy Bognon, PSS, Secretario General de la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol en una entrevista con la Agencia Fides , “las vocaciones sacerdotales proceden en gran medida de contextos económicamente modestos, de familias que no pueden hacer frente a todos los gastos que requiere la larga y exigente formación al sacerdocio. Pero la formación de un joven que siente la llamada divina no es sólo asunto de su familia, ni siquiera sólo de su parroquia de origen, es asunto de toda la Iglesia universal. Por eso, los seminarios y las casas de formación religiosa necesitan la colaboración generosa de todos los fieles para dar a los candidatos la formación adecuada que les permita ser pastores y misioneros para la Iglesia”.