AMERICA/ESTADOS UNIDOS – Los obispos sobre las propuestas en materia de inmigración: “No podemos seguir relegando a estos miembros de nuestra sociedad”

 12 total views,  1 views today

Washington – La Comisión de Migración de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos de América expresó satisfacción ante la propuesta de incluir en el próximo proyecto de ley, reglas para la legalización de la ciudadanía de millones de Dreamers, titulares de la Condición de Protección Temporal , como también de los DED , trabajadores agrícolas y otros trabajadores que realizan servicios esenciales, todos sin documentación. El TPS es un programa de inmigración creado en 1990 a través del cual Estados Unidos otorga permisos excepcionales a inmigrantes de países afectados por guerras, desastres naturales, epidemias u otras situaciones que impiden el regreso seguro a sus países de origen.

De la nota enviada a la Agencia Fides por la USCCB, nos enteramos de que la Cámara de Representantes y el Senado de los Estados Unidos tendrán que incorporar estas disposiciones en el proyecto de ley sobre la “conciliación” del presupuesto, ambas cámaras aún tendrán que aprobar el proyecto de ley antes estas disposiciones pueden convertirse en ley.
Como tal, cinco presidentes de comités de la USCCB escribieron una carta la semana pasada, describiendo la amplia gama de prioridades de la USCCB para el proyecto de ley de reconciliación integral. También a principios de esta semana, Mons. Mario E. Dorsonville, Obispo Auxiliar de Washington, Presidente de la Comisión Episcopal de Migración, felicitó estas disposiciones del Comité Judicial.
Mons. Dorsonville también emitió la siguiente declaración: “Estamos encantados de que la Comisión de Justicia de la Cámara de Representantes haya dado este importante paso, creando una oportunidad para que muchas personas indocumentadas tengan un estatus legal y un camino hacia la ciudadanía. Sin duda, la doctrina social católica estará involucrada en muchos aspectos de este proyecto de ley de reconciliación presupuestaria, pero este es un hito bienvenido para muchas familias y para el bien común “.

“Durante décadas, los obispos de Estados Unidos han apoyado tales reformas, que promueven la integración y la unidad familiar – continúa -. No podemos insistir en relegar a estos miembros de nuestra sociedad a los márgenes, especialmente cuando dependemos de tantos ellos al mismo tiempo. para nuestro bienestar colectivo “.
“A medida que continuamos trabajando por una reforma más integral de nuestro sistema de inmigración que reconozca y respete la dignidad otorgada por Dios a cada persona, damos la bienvenida a este paso crucial. Hacemos un llamado tanto a la Cámara como al Senado para que incluyan estas disposiciones en el borrador ley final de reconciliación y el Congreso para aprobar un proyecto de ley que ayude a todos aquellos que están al margen de nuestra sociedad, fortalecer las familias, proteger la libertad religiosa, promover el cuidado de la creación y respetar los derechos y la dignidad de toda la vida humana, desde la concepción hasta la muerte natural ”concluye el comunicado.

Hace dos días, el presidente Joe Biden destacó en su mensaje por el Mes de la Herencia Hispana, que se celebra del 15 de septiembre al 15 de octubre, los aportes fundamentales de los latinos a diversos sectores de la sociedad en Estados Unidos y la necesidad de reformar la inmigración. “Debemos continuar la lucha para proteger el derecho sagrado al voto y brindar un camino hacia la ciudadanía para los hispanos indocumentados, especialmente los ‘soñadores’, titulares de TPS, trabajadores agrícolas y trabajadores esenciales, a través de una reforma migratoria que se necesita desesperadamente”, dijo en un mensaje. publicado por la Casa Blanca.