ASIA – Promover la paz en Afganistán, Corea y Myanmar: el compromiso de la Conferencia Asiática de “Religiones por la Paz”

 321 total views,  1 views today

Tokio – Promover, apoyar y poner en práctica, a través del diálogo y la colaboración interreligiosa, la conciencia de la dignidad de todas las formas de vida; la lucha contra el tráfico de personas; la construcción de la paz y la reconciliación en Asia; la protección del medio ambiente; el desarrollo del liderazgo de los jóvenes. Estos son los compromisos asumidos por la “Conferencia Asiática de Religiones por la Paz” , promovida por la organización “Religiones por la Paz – Asia”. Tras la asamblea general celebrada en Tokio en octubre, se ha redactado y publicado la solemne “Declaración de Tokio 2021” que anuncia la creación de un fondo especial para financiar proyectos que cumplan estos objetivos.
El texto de la Declaración, enviado a la Agencia Fides, se afirma que se quiere “implicar a los miembros jóvenes en la toma de decisiones a todos los niveles, ya que los jóvenes son la esperanza del presente” y también a las mujeres.
Uno de los escenarios en los que la ACRP pretende hacer una contribución especial es Corea del Norte, donde, a través del Consejo Coreano de Religiosos y la Conferencia Coreana de Religiones por la Paz , pretende promover actividades humanitarias y la firma del tratado de paz entre las dos Coreas, con una labor cultural de “educación para la paz”. Otros países mencionados específicamente para promover la paz y la reconciliación son Afganistán y Myanmar.
La Conferencia participa en actividades de concienciación para eliminar las armas nucleares y en la promoción de la conversión de los presupuestos de defensa de diferentes naciones en fondos para la promoción de actividades relacionadas con la paz.
Es necesario, según la ACRP, apoyar con los gobiernos, con las organizaciones internacionales y con las comunidades religiosas, en una red y una asociación virtuosas, el diálogo de paz, la inclusión, la solidaridad y la protección del medio ambiente, utilizando las plataformas de los medios sociales de forma positiva, y también con actos públicos, oraciones, conferencias, seminarios y seminarios web.
El objetivo es reafirmar la responsabilidad social de las comunidades religiosas, a través del diálogo y la cooperación interreligiosa, en la defensa del espíritu de igualdad, respeto, inclusión y reconciliación. La organización emprenderá acciones concretas para aplicar los principios y las acciones estratégicas con el fin de “construir juntos una comunidad de toda la vida en la tierra” en beneficio de las generaciones futuras.