ASIA/PAKISTÁN – Una niña cristiana violada escapa de su torturador: detenido el culpable

 19 total views,  1 views today

Sahiwal – Tras una investigación realizada con redadas en varios pueblos de la zona de Sahiwal , la policía de Pakistán ha detenido a un hombre musulmán por secuestrar, violar y golpear a una niña cristiana de ocho años, Liza Younas. Según la información de la Agencia Fides, la policía afirma que el culpable es Muhammad Bota, ha sido detenido y acusado en virtud del artículo 376 del Código Penal, que castiga la violación y la violencia privada. La pena prevista por la ley es de prisión por un periodo de entre 10 y 25 años o incluso la pena de muerte.
Ashiknaz Khokhar, promotor de derechos humanos que está apoyando y acompañando a la familia de la víctima en el proceso judicial, condenando el brutal acto, dice a Fides: “Se trata de la crueldad de un hombre musulmán, que en la noche del 2 de septiembre secuestró a una menor de edad en la calle, la violó y, para ocultar su crimen, intentó matar a la niña golpeándola con una piedra y dejándola inconsciente en el suelo y huyendo”.
Khokhar reconstruyendo lo sucedido explica: “El 2 de septiembre, la niña fue enviada por sus padres a hacer un recado en una tienda. Al no regresar después de media hora, sus padres y vecinos comenzaron a buscarla. La niña fue encontrada herida y en estado de confusión en una calle cercana. Fue trasladada de inmediato al hospital de Sahiwal para su examen médico. El informe médico señala que fue violada y que también ha sufrido graves lesiones en otras partes del cuerpo. Sin embargo, la niña ha sido capaz de reconocer a su agresor y explicar que Mohammad Bota la atrajo y la llevó a un edificio donde la violó, la agredió con una piedra y luego huyó”.
Khokhar señala: “Los casos de abuso sexual son especialmente atroces y más aún cuando se comete un acto abominable de violencia sexual contra un niño. El menor queda traumatizado y psicológicamente devastado. Está siendo tratada por un psicólogo y otros médicos para superar este trauma y las lesiones”. Y añade: “El proceso de curación de Liza podría llevar años. Agradecemos a los agentes de policía, al ministro cristiano Ejaz Alam Augustine y al personal médico su plena cooperación para perseguir al autor y resolver el caso”.
La organización no gubernamental “Sahil”, que trabaja en Pakistán para proteger a los niños de todo tipo de violencia, en su Informe para el año 2020 señala que cada día más de 8 niños sufren abusos en Pakistán. Los casos de acciones delictivas contra los niños denunciados oficialmente han aumentado de 2.846 en el año 2019 a 2.960 en el año 2020. El informe también menciona que el 80% de los abusos son llevados a cabo por alguien que el niño conoce.
Esto incluye la violencia perpetrada contra las niñas de religión cristiana o hindú por parte de los musulmanes, que desprecian, discriminan y abusan de las niñas pertenecientes a comunidades religiosas minoritarias, con la idea de que estos delitos de violencia, secuestro y violación pueden quedar fácilmente impunes. Por ello, los abogados y las organizaciones de la sociedad civil están muy interesados en informar, denunciar y perseguir estos casos, para acabar con la cultura de la impunidad.